653989747

Relax y romanticismo en un entorno natural y cuidado

Verano

La Festa de la Cirera anuncia en la Vall de Gallinera el final de la temporada de la cereza y, con ello, el final de la primavera. El Valle posee en el mes de junio un color verde intenso que con los calores del verano irá apagándose poco a poco. Esta es una buena época para disfrutar de los paseos por los pueblos del valle, o para acercarse a lugares cercanos donde la montaña nos ofrece piscinas naturales de agua fresca. También es momento para recorrer las sendas bien temprano o al caer el día, cuando la temperatura nos da un respiro para las actividades que requieren mayor esfuerzo.